CAMINO LITERARIO - Dr. Litt. Profesor Don Manuel S. Leyva Martínez - México



 Maestro, Dr. Leyva Martínez por este homenaje 
Los Poetas de Camino Literario, sus alumnos, le decimos 
Muchas Gracias.     

CAMINO LITERARIO.
-I-

Gambusino del arte y la cultura
enamoro a la rosa de los vientos,
le confieso mis íntimos alientos
envuelto en el abril de su ternura.
Así puedo apreciar la arquitectura
del auténtico y bello clasicismo,
inclusive del novomodernismo,
como inédita aurora en sinfonía,
confirmando la eterna poesía
en el ámbito fiel de pragmatismo.

-II-
Me subyuga lo excelso y lo perfecto
en la genialidad que luce el hombre,
capaz de hacer posible que su nombre
trascienda las galaxias y en efecto
rubrique con cincel de su intelecto
el axioma de su perpetuidad,
como herencia para la humanidad,
que marcha incontenible al exterminio
por hambrunas, contiendas y el dominio
de potencias enfermas de ruindad.

-III-
Por fortuna en Camino Literario
el oriente de amor, la bondad,
símbolo de poética hermandad
y estandarte de afán extraordinario
que trasforma en actual lo milenario,
como un credo perenne e infalible
o milagro que borra lo imposible
con la bella metáfora de un verso,
que en un dístico arrulla al universo
y en sonetos, es dicha ineludible.

-IV-
Marcharán sobre el mismo itinerario
los bardos y escritores del futuro,
abrirán el telón del arte puro
en el foro de lírico escenario
y ha de ser su naciente poemario
la antorcha que ilumine las conciencias,
el faro con su luz de inteligencias
declarando el amor entre naciones
y un solo palpitar de corazones
en la arteria de razas y creencias.

-V-
Brillará en los anales de la historia
la riqueza lustral de su bagaje,
lucirá un arcoíris su paisaje
pincelando el mural de su memoria.
Para honrar su inspirada trayectoria
danzarán en su templo la vestales,
entonando los himnos inmortales
en el atrio de níveos pentagramas,
con plurales y clásicos dioramas
que ennoblezcan ritual ceremoniales.

-VI-
Bella comunidad de Poesía
Sendero de talentos portentosos,
Vitral de sentimientos melodiosos,
Pebetero de lírica ambrosía;
admiro tu portal, porque es la guía
de la clásica lira renovada
con estudio grupal en la jornada,
por rescatar el verso primigenio
de moderno perfil en el milenio
que inaugura mirífica alborada.

-VII-
Sin horario, Susana Estefanía
el sendero vigila y habilita
la herramienta bella y exquisita
y es constante su docta cercanía.
Es Susy, bulliciosa epifanía
convocando con mística pasión
a portaliras que rindan oblación,
con elocuencia y autenticidad
de belleza, a la posteridad,
para cristalizar su vocación.

-VIII-
¡Loor! al sentimiento iluminado
en su excelsa misión noble y capaz
de edificar el templo de la paz,
para un mundo feliz y humanizado
que sea el prototipo idealizado
de la hermandad total y sin rencores,
que anhelan María Elena y Lema Osores,
voces puras del clan comunitario,
perlas orales de un salmo y relicario
con el verbo floral de sus amores.

-IX-
La nómina es enorme de colegas
rectores y asesores del espacio,
que es en vano en misal, coro o prefacio
citar a los mecenas y estrategas,
a maestros que son alfas y omegas,
con entrega docente y cotidiana
que imparten con sapiencia meridiana:
el chileno y catedrático Lionel
y Antonio García Vargas, timonel
de la añeja cultura árabe hispana.

-X-
En resumen sus lampos estelares
fulguran en el orbe, sin fronteras,
es Ágora de letras misioneras,
Paraninfo de versos tutelares
y Rotonda de artistas y juglares.
“Camino Literario”, se le llama,
la humildad y el respeto le dan fama,
como ave de la paz, mantiene abiertas
sus dos alas en cruz,  que están cubiertas
de amor universal, como proclama.


Dr. Literato Profesor
Manuel Salvador Leyva Martínez.

FUKOSHIMA - Ady Yagur - Israel


Zehn Deutsche retteten sich aus japanischem Unglücksreaktor Fukoshima I: Zehn deutsche Energietechniker des Kraftwerkherstellers

FUKOSHIMA

Tiembla la tierra
se encienden hogueras
reactores destruyen
al hombre que piensa.

Espesos nubarrones
sepultan moradas
demoliendo suenos
por otros ansiados.

Atomos se acoplan
 sangra  las llagas
pueblo sufrido
paraguas de llanto.

Quietud de la nada
vivo desierto
 cruel  destino
pueblo en llamas.

ay

Cielo callado
radiacion loca
las piedras se miran,
arboles lloran.

Quien entrerrara a muertos

quien dara la vida
sera el SILENCIO ,
llamando al tiempo.

Mundo mio
temblante esfera
dejame que cante ,
mientras estoy vivo.

ADY YAGUR
 

EN EL CENTRO - Poeta David Rodríguez - Buenos Aires - Argentina



gps.gif

EN EL CENTRO


Cada quien con su perro o con su gato
sus dos llaves y con su cerradura,
bramando libertad o autocensura
brincando desde el sexo al celibato.

Cada quien, indiscreto o con recato
mostrando su acritud o su dulzura,
con brutal grosería o con ternura
pensando con el peine o su zapato.

Cada quien con su esposa o con su amante
asumiéndose sabio o ignorante
yendo de la cordura a su manía.

En el centro preciso, equidistante
cual divina trilogía del Dante
descansa el equilibrio y su armonía

DAVID RODRIGUEZ
 

"SI YO CREYESE EN DIOS" - Poeta: Franco Zafir - México





"SI YO CREYESE EN DIOS"


Si yo creyese en Dios en su existencia
al verme reflejado en tu mirada
diría que tus ojos son la entrada
al Cielo ¡tan sublime es su apariencia!

tu boca de la mía complacencia
sería de mi lengua la morada
en símil de alma bienaventurada
¡tu fuego siendo angélica presencia!

la gloria divinal sé que estaría
en áreas de tu cuerpo que la vista
no toca en esta fiel fotografía


y ver a Dios sería cada orgasmo
un premio como el numen al artista
¡como estos versos que por ti yo plasmo!


FRANCO
2-enero-2011

ESCRIBIR POESÍA - Yossi May - Israel





ESCRIBIR POESÍA


Para muchos escribir poesía
es tarea de cada día
pues la sienten , la hablan
la ven y la piensan.

Para mi es un vía crucis
intentar hablar en poesía,
pensaba que era idioma
pero veo que es mi persona.

Me complazco en contarles
que mi homenaje a Avigdor
fue leído en el evento
y muchos sintieron mi emoción

Si bien me cuesta hablar a poetas
me alegra saber que mis palabras
son leídas y hasta disfrutadas
por simples mortales

Yossi May

ELEGÍA DE FEBRERO - José Manuel Coronado Bárcenas - México



ELEGIA DE FEBRERO

Llovía entonces...

Tu cuerpo desnudo: un relámpago rasgando el vestido de la noche.
Tus besos, vasallos, defendiendo el imperio de tu boca.
Tus pezones: punzantes aguijones, vertiendo su dulzura.
Tus piernas: dóciles ríos, en cuyo margen abrevaban mis instintos.

Tus ojos––piélagos–– cubriéndome con el fruto de sus ansias.
Tu voz: el enigma del sonido que se ausenta.
Tu silencio, en mi cama: mojando la perfecta dimensión de tus espasmos.

Sí, llovía entonces...
Hoy no llueve más...



José Manuel Coronado Bárcenas

HERMANDAD SIN FRONTERAS - Prof. Litt. Dr. Manuel S. Leyva Martinez. Tijuana, México.



rosaazul[1]

Muchas Gracias Maestro, Stefanía.  

HERMANDAD SIN FRONTERAS.

(Para Susy Stefy, con admiración
 a su noble fraternidad literaria.)

Tener en internet tu voz. Amiga,
significa gozar de gran riqueza,
es vivir del amor su fiel nobleza
y es saber que la vida nos abriga.

Por ello, esa amistad yo la bendigo
por ser en el dolor alma que reza
y ser en la alegría la pureza
y el cariño más bello, que persigo.

Mi experiencia confirma que es hermana
tu presencia internauta y que aún lejana
tu palabra es ternura en floración.

Por tu franca lealtad sin condiciones
que unifica distantes corazones,
te brindo mi fraterna admiración.

Manuel S. Leyva Martínez. 

TE QUIERO... Stefanía Ceruti - Argentina




TE QUIERO...              



Encadené mis ojos a tu risa
viví la madrugada sorprendida,
la playa, la bahía florecida,
la luna enmudeciendo a toda prisa,


repitiendo tu nombre en voz sumisa
me enlacé a tu vaivén enloquecida,
al cántaro de luz adormecida
y encontré tu mirar y tu sonrisa.


Existió mi pudor y tu ternura,
mi presente, mi amor  y tu locura...
- te amé, con la frescura del estero-,

como el ave que vuela a gran altura
- sensación de quietud y de ventura-
rezando en tus oídos un: ¡te quiero!... 

Stefanía
Enero 3 de 2011 

CANTO A LA PAZ - Elizabeth Leyva Rivera - Tijuana, México




CANTO A LA PAZ

Mi voz fraterna es canto alabastrino
y un ferviente homenaje que combina,
anhelos de linaje florentino
con poemas de esencia femenina.
 
Cantándole a la paz hoy he venido 
en un himno de amor que es dulce ensueño
y en cánticos de gloria he decidido
que oremos sin descanso y con empeño. 
 
La  paz es en el verso noble ejemplo
de rima cadenciosa en su estructura, 
me inclino siempre orando ante su templo
creando amor y pasión por la cultura.

Lograrlo es gran tarea extraordinaria
que día a día se clama en todas partes,
levantemos la antorcha luminaria
y que sean paz y amor los estandartes.
 
Poeta, que la paz sea tu bandera
y al convocar al mundo que sea gloria,
acabemos con guerras sin frontera
implantando su credo en nuestra historia.

Que la paz, gloria sea al amanecer
canto a la hispanidad con fe en el verso
y eternamente logre florecer
uniendo en hermandad al universo.

Elizabeth Leyva
Derechos Reservados.

CERRÉ LA VENTANA A MI PASADO - Chely - Malaga, España





CERRÉ  LA VENTANA A MI PASADO

Mirando al Mediterráneo

acercándome a sus aguas mansas,
las que bañan mi piel y la doran, 
las que introduciendo mis manos, sienten como una caricia...
Suave como sus olas... 
A noche me acosté pensando, que ya es hora de cerrar una ventana
de abrir puertas a la luz y olvidar vida pasada.
El tiempo me hace reflexionar lo importante de la vida,
en la mía... ¿Qué hubo? Todos pasaron como viento de invierno, 
haciendo daño,
otros refugiándose de un calor inexistente. 
La vida me da la oportunidad de matar un pasado,
convertirme en asesina, no me importa.
pero si esa muerte me da parte del encanto de la vida…
¡Llevarme presa, yo fui la asesina!



Chely 

¿CUÁNTAS VECES? - Fernando Rivas - Uruguay




¿CUÁNTAS VECES?

¿Cuántas veces de mi sed
fuiste el beber exquisito?
Como el más nombrado mito
me impusiste a tu merced.
Cuantas veces degustando
de tu piel y tu tersura
fuiste bebida muy pura
que bebiendo va besando.
Cuantas veces el placer
de beberte en repetido
fuiste elixir prohibido
pero fuiste mi mujer.

Cuantas pagué con mil creces
necesitando  saciar
y solo puede implorar
¡cuantas amor, cuantas veces!
Así dijiste, no vas...
dejándome tan sediento
retazo de fuerte viento
esperando lo que das.
¿Cuántas veces?, un momento
cuidando la hidratación

obedecí  sensación
de liberar sentimiento.
Prisiones de mi existir
le respondí así a mi esencia
fui en busca de la presencia
que otorgara el elixir.
Exponiendo a su merced
con todo el cuerpo y con mi alma
me llenaba así de calma
saciando plena mi sed.
Nunca lo intenté suplir
bebedor empedernido
tomándolo agradecido
a ella, le pude decir:
Cuantas veces de mi sed
fuiste el beber exquisito
como el más nombrado mito
me impusiste a tu merced...

Fernando Rivas 

REVOLOTEO XI - José Valle Valdés - Cuba




REVOLOTEO XI


En el universal barco conducente
el hombre olvida orígenes
habla de manuscritos anónimos
en una lengua muerta
que no incluye los por qué.
Llora su impotencia al desamparo
contra todos los dioses
y ciego se resquebraja
ante el recuerdo de los azules
y verdes vivificantes...

Cualquier día del 3005
culmina la milenaria faena;
al fin
desterró todos los colores sanos,
al fin
tiene su planeta gris,
al fin...

¿Recordarán a Kyoto?

José Valle Vadés

LA ROSA - Nicolás Frega - Argentina



 LA ROSA


Una flor me provoca cuando evoca al recuerdo
por un pacto sublime de una dama ya diosa,
donde roza y me pierdo pues el tacto la acosa
que no hay rosa piadosa soportando ese acuerdo.
 
Sensación misteriosa dando aval al no cuerdo
cuando el pétalo acusa con textura amorosa
y sedoso se abusa de mi fe tan golosa
do desglosa las rosas este afán y me pierdo.
 
Ya no hay flor soportando la mirada atrevida
si el jardín solo al verde ya le otorga cabida
y el rosal solo mira, con su brillo apagado.
 
Cada ramo de rosas me devuelve la vida
adosando en mis sueños al placer, donde anida
validando el ensueño que la diosa ha logrado.

Nicolás Frega

OCTAVAS PARA JUAN - Stefania Ceruti - Argentina

OCTAVAS  PAR A  JUAN 
                                                 
/923

Estás en todas mis cosas
medias como niebla helada,
presumiendo en mi morada
me quitas la intimidad,
¿eres tú la gran verdad
que no quise ver ausente?
te veo en cuerpo presente
en mi aurora y mi ansiedad.

Y le pregunto al destino
¿cuándo volveré a amar?...
O tan solo restaurar
caminos del corazón,
porque ya la sinrazón
de verte en todo momento
en mi vida es un tormento
y ahí, se encierra el perdón...

Azorante en mi recuerdo
vuelves a estar en mi boca,
balbuceante pasión loca
con que te amé en mi locura
sin un sesgo de cordura
y entregué mi vida en ello
queriendo olvidar aquello
y solo encontré,  ternura... 

Stefania
Noviembre 6 de 2010