DESAZÓN - Julio Cesar Madriaga - Uruguay







Si fuera de agua la sed que padezco,
seguro mi cuerpo estaría ya muerto,
si fuera la falta de trigo en mi huerto,
de grave inanición seguro perezco.

Mi sed es de amor que alimenten mis versos,
mi necesidad se limita al vacío,
vacío en el alma, de paz que yo ansío,
de ilusiones plenas de cantos y besos.

Mi carne a desgano recibe alimento,
de fe y esperanza carece mi alma,
sin ellas no vivo, no encuentro la calma,
nutriendo mis horas de puro lamento.

Es que el desamor ha golpeado a mi puerta,
en mi soledad no he encontrado cobijo,
mi verso no aflora por más que lo exijo,
y solo declamo, poesía muerta.

Julio Cesar Madriaga
12/04/2010

1 comentario:

Stefania dijo...

Un placer estar leyendo tus letras, mis felicitaciones.
Stefania